Crema de verduras resultona

Pasadas las Navidades, mi cuerpo vuelve a pedir rutina, y una de las rutinas que me acompaña día a día, me cuida, y me hace sentir bien, es la alimentación. No desvelo nada nuevo.

Verduritas de temporada, cremas y sopas calentitas, ensaladas templadas, guisos especiados, mmm

En cuanto me propuse  organizar la semana, me di cuenta que necesitaba con urgencia hacer una buena compra, pero como siempre quedan restillos sueltos en la cocina, he querido aprovecharlos haciendo esta crema que me ha dejado sorprendidísima. No sólo resulta de un color precioso, sino que la mezcla de especias antiinflamatorias, junto al limón, deja un regusto final muy agradable.

Crema post navidad 1

Crema de verduras resultona

Como sabéis, las cremas no tienen mucha ciencia; eso sí, el juego de ingredientes puede convertir un mejunje raro y poco excitante, en un  plato con nota. Modestia aparte, merezco nota 😉
Tiempo de preparación 10 minutos
Tiempo de cocción 20 minutos
Tiempo total 30 minutos
Plato Plato principal
Cocina Mediterránea
Raciones 2

Ingredientes
  

  • 1 unidad remolacha cocida natural al vacío
  • 2 unidades zanahorias
  • 1 unidad calabacín
  • 1 unidad cebolleta fresca
  • 1 pizca sal
  • pimienta recién molida al gusto
  • 1/2 cdta canela
  • comino al gusto
  • 5-6 gotitas limón
  • 80 ml avena para cocinar
  • 2 cda aceite de oliva virgen extra

Elaboración paso a paso
 

  • Empezamos pelando  con un pelador las zanahorias y el calabacín. A continuación los lavamos bajo el grifo y los dejamos  escurrir. Mientras tanto cortamos la cebolleta fresca menuda y reservamos.
  • Añadimos aceite de oliva virgen a una olla, calentamos e incorporamos la cebolleta fresca. Personalmente me gusta pocharla un poquito antes de añadir el resto de verduras
  • Salpimentamos y cocinamos unos minutos sin dejar de remover para que no se pegue. Cuando comience a estar blandita, añadimos el resto de verduras cortadas de forma tosca. Tened en cuenta que las vamos a hervir y triturar, por lo que no es necesario dedicarle mucho tiempo al corte.
  • Una vez tengamos todas las verduras troceadas en la olla, removemos y cocinamos unos minutos, incorporamos la canela y el comino al gusto, volvemos a remover y cubrimos de agua. Recomiendo no pasarse con el agua, justo un dedo por encima de las verduras es suficiente, de esta forma la crema quedará más consistente y sabrosa.
  • Hervimos con la olla tapada durante 15-20 minutos aproximadamente, o hasta que la zanahoria esté tierna (unos minutos más).
  • Antes de triturar nuestra crema, incorporamos la avena para cocinar (puede encontrarse fácilmente en muchos supermercados convencionales) y el limón (al gusto, yo le puse 6-7 gotas).
  • Se puede triturar con una batidora convencional o robot de cocina.

Notas

Personalmente me gusta pochar la cebolleta un poquito antes de añadir el resto de verduras.
Suelo usar las remolachas cocidas que venden al vacío en la zona de refrigerados del supermercado; me ahorran tiempo  y no llevan ingredientes añadidos.
Avena para cocinar: suelo usarla como sustituto de natas, quesos, leche, etc  aunque también se podría usar cualquiera de estas opciones.
Es un plato tan versátil que admite acompañarlo con brotes de soja o alfalfa, semillas de sésamo, pipas de calabaza, queso feta, tofu salteado, croutons de garbanzo…A tu gusto.
Hacía tiempo que no disfrutaba tanto de una “simple” crema de verduras. Espero que os guste tanto como a mí.
Abrir chat
1
Hola 👋
¿En qué puedo ayudarte?