Pastel de calabaza

Si no existe, creo que debería inventarse el concepto «linaje gastronómico», esa ascendencia de las recetas que se transforma de unas manos a otras, y es narradora de historias.

Debatía con mi madre el origen de esta receta, seguro que desconocemos más de lo que sabemos; algún día hablaré con Tere conocer más. En cualquier caso, es una elaboración que siempre aparece en nuestra mesa cuando llega el otoño -este año el veroño-; nos anuncia la entrada de una nueva estación, el brote de una  gama de alimentos que nacen de la tierra, ricos en almidones, antioxidantes y vitaminas necesarias en esta época del año.

Calabaza, boniato, mango, granada, mandarinas, naranjas, remolacha, caqui, setas, coles…

¡Todos a la mesa!

pastel de calabaza

Pastel de calabaza

Sin más preámbulos, pasen y degusten este pastel de calabaza; un bocado dulce que no deja indiferente a nadie.
Tiempo de preparación 15 minutos
Tiempo de cocción 50 minutos
Reposo 1 hora
Tiempo total 2 horas 5 minutos
Plato Postre
Cocina Mediterránea
Raciones 4 raciones

Ingredientes
  

  • 900 g calabaza asada o hervida. Bien escurrida; muy importante retirar la mayor parte del agua.
  • 4 huevo campero
  • 1/3 vaso panela azúcar de caña integral
  • 1 vaso harina integral En esta ocasión usé espelta, pero también podéis probar con harinas blancas de calidad o sin gluten.
  • 1 sobre levadura

Opcional

  • coco rallado
  • canela
  • sirope de dátiles
  • sirope de arroz

Elaboración paso a paso
 

  • La elaboración no puede ser más sencilla. Normalmente suelo asar la calabaza al horno con la piel, partida en cascos. Cuando está cocida, la piel se manipula mucho mejor y es muy fácil de retirar. Una vez cocida, eliminamos la piel. Recomiendo dejarla varias horas en un escurridor para que suelte todo el agua posible.
  • Una vez tengamos la calabaza lista, añadiremos en un bol los ingredientes secos: harina, levadura y azúcar. Mezclamos bien para que se integren, y reservamos. Gracias al propio dulzor de la calabaza, la cantidad de azúcar se reduce mucho en comparación con los dulces tradicionales.
  • En un bol aparte, introducimos los ingredientes húmedos: huevos y calabaza,  y los batimos con una batidora.
  • Una vez listas ambas mezclas, las unimos en un mismo bol y removemos bien hasta que obtengamos una masa homogénea, sin grumos.
  • Precalentamos el horno 5 minutos a 180ºC.
  • Preparamos el molde en el que vamos a verter nuestra masa, y lo forramos con un pliego de papel vegetal de horno. Opcionalmente se puede añadir un poco de sirope de dátiles o de arroz en la base (en sustitución del caramelo líquido), aunque yo no suelo ponerlo. Añadimos nuestra masa, la repartimos bien en el molde y horneamos 50´aprox a 180ºC. El tiempo dependerá del tipo de horno, por eso es importante hacer la prueba del cuchillo antes de sacarlo; introducimos un cuchillo en la masa y, si sale limpio, estará listo nuestro pastel.
  • Dejar enfriar antes de tomarlo, aunque sea difícil resistirse 😉

Notas

Se puede acompañar con coco rallado, canela…Un buen té, café natural o infusión.
Para celebrar, o por mero placer.
Abrir chat
1
Hola 👋
¿En qué puedo ayudarte?